sábado, septiembre 24, 2011

¿Por qué llovió, por qué nevó?







Leí Heidi mucho después de conocer a la Heidi del dúo Miyazaki-Takahata.
Notable lo que hicieron estos dos artistas, tomando la obra de Johanna Spyri y apropiándosela al punto de volverla una obra de autor, y al mismo tiempo respetuosa (tanto) de la original.
Alejandro Palermo me propuso ilustrar el libro, versionado esta vez por Nicolás Schuff, y acepté encantado y feliz. Sabiendo que era vérmelas con un icono de mi niñez.
Pocas veces una obra logró transmitirme de manera tan lograda e intensa esa extraña felicidad de tener lo básico (un techo una noche de tormenta, un trozo de queso y un poco de pan, un abrazo con olor a tela calentada por el sol). Como esa tristeza pesada, ese atragantarse con una piedra, que es extrañar.
Aquí algunas de las ilustraciones. Con un color anaranjado y feliz, que en el libro (doblemente feliz) es anaranjado fluorescente.
Un abrazo,
buen fin de semana.
FER

9 comentarios:

Diego Simone dijo...

Bellisimas ilustraciones, Fer.
Ya salio el libro? donde se puede conseguir?
Un abrazo!

Badanita dijo...

Te felicito Fer !!!! Las ilustraciones dan ganas de mas !
Bien por vos.
Obvio iré a la librería a comprármelo :)

Abraz0.
Andrea

::bsd:: dijo...

wachiwow!!!
Calvi! qué hermoso trabajo!
pronto lo veré en vivo.
algarabías para usted
y abrazo desde las netherlands.

balon
belén

Lucas Fulgi dijo...

Están buenísimos...
Me gusta tu estilo.

Saludos

Oscar Grillo dijo...

Muy bueno, Calvi!!

doblefaz dijo...

belleza

Isol dijo...

Che, qué lindo!

CALVI! dijo...

¡Muchas gracias a todos!
Grillo, Isol, un lujo tenerlos por acá.
¡Abrazo!
FER

Francisco dijo...

Espectacular, un genio!