sábado, agosto 08, 2009

Adivina quién viene a cenar? (3)



Hoy en Fierro vuelve Altavista,
o vuelvo a Altavista, que viene a ser lo mismo.

Si el arte (historieta en este caso) además de un medio de expresión y una disciplina muy exigente (¡hola, Parés!) es una forma de buscar la felicidad, o ser feliz por un rato.
Bueno, eso, feliz estoy de volver a contar las aventuras de Barragán.

Tengo un largo, denso, complejo y entusiasmante plan para esta nueva saga, pero mejor no adelantar nada. Que la sorpresa es una de las cosas que nos mantiene despiertos.

De chico, tras ver la entrega de los premios Oscar (¿ya conté esto?), me iba al baño y frente al espejo agradecía mi premio. Por algún motivo me emocionaba mucho agradecer, tener algo que agradecer, tener alguien a quien agradecerle. En aquella época inventaba nombres y personas. Ahora por suerte existen.
Aquí están, estos son:
-Quique Alcatena: por ayudarme a ver el norte.
-Jazmìn Pisaco: por ayudar a empujar el bote al agua.
-María Eugenia: por soltar las amarras.
-Diego Parés: por compartir más de una vez el bote y la vianda.
-Lucas Accardo: por las largas rondas de charla y ron.
-Juan Sasturain y Lautaro Ortiz: por invitarme al barco.
-y a Vani: por ser, estar y hacer de un camarote el lugar más feliz del mundo.

Leven anclas!
Fer CALVI

28 comentarios:

Carpincho dijo...

Magnifica noticia, aunque confieso que no lei el primer volumen completo, solo algunos numeros sueltos. Empece a comprar la FIERRO solo por ALTAVISTA ^^. Mañana mismo me paso por los KIOSCOS

SALUDOS

Horacco dijo...

Hace un ratito termine de leer tu hermosa historia, la de las polillas ya la conocía del Discovery Channel.
Muy buena, un abrazo.

Soledad Ezcurra dijo...

felicitote

El Ema dijo...

me encanto, el otro dia consegui la megaman numero 1! gracias por volver a la fierro!!

Mélanie dijo...

Que buenisima noticia!
Hoy estuve al frente de la fierro, lamire un rato largo a ver i pasaba por el vidrio y venia a mi, pero no.
Voy a tener que juntar plata y comprarla mañana por la mañana, horrible el primer domingo de un mes sin fierro.

Saludos y brindo por el 2do volumen.

Avianchi!

Delius dijo...

Fernando qué final!!! Qué regreso!!! Altavista lo conduce a uno, cuadro a cuadro, por caminos cargados de sentido. Imperceptiblemente vamos hacia donde nos lleva y de repente estamos en un mar de noche negro como la tinta. Me parece una obra muy poética y muy contundente a la vez, se ve el trabajo que tiene detrás, se disfruta mucho, hace soñar. Maravillosa, me encantó y porsupuesto, quiero más. Un abrazo.

Lucas L. Aime dijo...

Genial!

Accardo dijo...

Disculpe master... conteste a esta entrada en el post anterior...

Fer! dijo...

No se, quise escribir aca, y desordene todo. asi qeu no me contuve y te mande un mail.

Felicitacione spor el trabajo!

malaño dijo...

che me gusto tu blog
esta muy bueno
me parecio muy bueno el cartel

Jesús Belly 3114 dijo...

bonita ilustración.
Saludos!!!

PAblo Tunica dijo...

Te felicitio Calvi, nos acostumbraste, como lectores, a una forma diferente de narrativa, misteriosa y ondulante.
te mando un gran abrazo.

Sr Ginzburg dijo...

Calvi, cuando abrí la Fierro y ví q estaba Altavista me puse muy contento. Cuando terminé de leerla sentí el olor de la brisa del mar!
Cuando sea grande quiero ser como ALtavista

patín galáctico dijo...

a veces me pregunto porque sigo comprando la fierro..."por los calvi que de vez en cuando aperencen" deberia decirme...

no bueno, sin agerdir a nadie...meditemos
siguiendo los gracias. yo le agradezco a la fierro haber conocido algunas obras interesantes, como la vuestra

maruj dijo...

¡gracias por el agradecimiento! un gusto.

qué ganas de ver cómo sigue... realmente dan ganas de reventar una botella contra algo.
beso

altamirano dijo...

grande troesma!

Lar dijo...

pucha, me dieron escalosfríos de repente y un flor alegrón. iupi! que buenas noticias!

Cecilia dijo...

me alegró mucho tu regreso a fierro y a los motivos florales, los elefantes arrugados y la misteriosa nerina.

Mélanie dijo...

Y moriste?
Y qué sigue!?
Oh... otros quince dias mas, o veinte, o más quién sabe?
Me re gusto che, muchos colores y mucho viaje, andaba necestiando un toque de esa dosis.

Saludos che

leandro molins dijo...

me parece que a la fierro le falta un poco mas de huevo, como se suele decir en la calle, lugar donde la puedo leer de garron por que trabajo ahi, en una estacion de trenes y a veces veo una melancolia señorial a la que parece acudirse como recurso a falta de buen guion. ¿el bote es el de stephen crane con final feliz?, porque de lejos veo un tirreme. Saludos, te tengo del cazador, la navidad en que le come los pibes al comisario bonaerense, inmortal para mi eso.

Andrea Pazienza dijo...

Hola te tengo del Caza, de la Comiqueando y del Caballero Rojo!

Abrazo si pones mi link pongo el tuyo.

Genial Altavista es lo mejor que me pasó en la vida, abrazo.

CALVI! dijo...

Querido Andrea Pazienza,
gracias por recordar algunos highlights de mi carrera.
lamento que hayas muerto hace tantos años, y no tener Pompeo...

CALVI! dijo...

Gente,
gracias a todos!
A los colegas y amigos; y a los que no conozco pero se toman el tiempo de escribirme cosas lindas en el blog.
Altavista sigue,
menos melancólica, posta.
Eso, gracias por pasar!

Decur dijo...

Hermoso Calvi,...como siempre!

Salut!

JuliMonster dijo...

Los que estamos agradecidos somos todos nosotros que volviste!

Salut!

JuL dijo...

gracias por traerlo de nuevo.
es una sensación tras otra. nunca me pasó eso leyendo una historieta. que buen poeta es Barragán.
Melanco o no, lo importante es que no pierda la escencia. altavista es lo mejor que leí en años.

Who... dijo...

Que genialidad el regreso de ALTAVISTA.
Gracias Calvi!!

el Profe dijo...

Altavista es de lo mejor que le pasó a la Fierro, Calvi, por fin alguien que entiende la diferencia entre el minimalismo y la chantada, entre una estética intimista y un exhibicionismo cursi. Hace unos meses estuvo a punto de decirle al quiosquero que no me la mandara más y pensé "Me quedo sin Altavista... Hum."

Ahí está arriba de la mesa mi Fierro y las chocolinas que ameritan su relectura. Gran tapa, por cierto.